domingo, 10 de diciembre de 2017

Reseña: Sombras de Identidad y Brazales de Duelo (Nacidos de la Bruma)


Hace ya algunos años Ediciones B publicaba en español la primera entrega de esta segunda trilogía dentro dentro del arco de Nacidos de la Bruma. Y es que Brandon Sanderson nos hace volver a Scadrial unos 300 años despues de que lo acontecido en la trilogia original.

Las circunstancias y ambientación en las que nos encontramos la trama podríamos decir que es muy similar al Londres de mediados del siglo XIX, durante la época victoriana y la revolución industrial. Una época de gran desigualdad y pobreza en una ciudad donde la política y la economía están controladas  y corrompidas por las clases altas. Las industrias en  pleno auge someten a los que trabajan a unos turnos diarios larguísimos en condiciones precarias y con sueldo miserable, ademas los conflictos entre las distintas ramificaciones de la religión incentivará también los movimientos de protesta. Con este trasfondo la crispación en las calles y un palpable descontento de la clase obrera, nos meteremos de lleno en la trama de Sombras de Identidad. Donde el vigilante y aristócrata Waxillum Ladrian, junto con sus amigos Wayne y Marasi, se verán siguiendo la pista Sangradora, quién hará por incendiar a la clase obrera para revelarse contra el yugo opresor de los corruptos lores de Elendel. Así mismo, no es cuestión meramente política si no también personal, ya que Sangradora parece conocer muy bien a Waxillum quien no parece ser capaz de seguirle el ritmo. No obstante, algo más oscuro parece mover a Sangradora y es que parece saber como conseguir poderes alománticos mediante la hemalurgia, una ciencia antaño olvidada, que regresará para ensombrecer aún más el caso de Wax.
Pero la motivación de Sangradora parece ir más allá, de manera que otras fuerzas mucho más antiguas se verán envueltas. Será así como Wax se verá ayudado de un inmortal, los legendarios kandra, enviados de Armonia para ayudar a pararle los pies a tan perturbado enemigo. Dando lugar a un desenlace bastante traumático para nuestro protagonista. 

Es a raíz de esos sucesos bajo los cuales girará la siguiente etapa en Brazales de Duelo, donde, con una estabilidad política y social algo más limpia y restaurada, Elendel se irá recuperando poco a poco de las revueltas surgidas en las calles. Wax dolido por el desenlace en Sombras de Identidad, comenzará a renegar de Armonía. No obstante algo perturba a Armonía, quien enviará nuevamente a los kandra a pedir ayda a Wax, y es que las sombras de personas del pasado no parecen parar de atormentarlo. 

Esta vez será la sombra de Elegante (su tio) quién trabaja para una organización clandestina y que mantiene prisionera a su hermana Telsin, el único pariente cercano vivo de de Wax. Así, casi sin darse cuenta se verán enfrascados en la búsqueda de los Brazales de Duelo, volviendo así de alguna manera a rememorar acontecimientos de la trilogía original, y es que pese a que los personajes de la primera siguen vivos gracias a la religión aún se enfrentan a una serie de enigmas procedentes de la Era pasada.
En cuanto a los personajes, durante el transcurso de ambos libros vemos como van evolucionando, algunos a un ritmo un poco mas lento que otros. Veremos una Marasi sentirse pequeña tras la sombra de Wax siempre eclipsandola allá donde va. Wayne es un personaje que aún se me antoja misterioso, ya que sabemos poco acerca de él, eso sí durante ambos libros empezaremos a ver como se desvelan algunos hechos y actitudes que muestran su clara evolución, sinceramente lo considero el mejor personaje, ya que aporta humor y frescura incluso en las situaciones más peliagudas. Steris es otro que va evolucionando poco a poco, pasando de ser un personaje algo relegado al fondo, a empezar a tomar parte en algunas contiendas. 

Finalmente decir que no se tratan de libros pesados son unas 400 paginas cada tomo, y la trama es bastante lineal con algunos capítulos de flashback que nos explican un poco el pasado de los protagonistas. En general es una obra sobria, que deja muy buen sabor de boca y también bastantes inquietudes. Hay algún que otro cliché, que me ha parecido un tanto manido para lo que suelen ser los recursos de Sanderson. Nos quedamos con un final lleno de preguntas y es que si queremos esclarecerlas tendremos que irnos a leer The Lost Metal, cuya publicación esta prevista para después de Oathbringer (La juramentada) tercera y última novela de El Archivo de las Tormentas. Así mismo hay un pequeño relato que podemos encontrar en Arcanum Ilimitado pensada para leer justo después de Brazales de Duelo y que transcurre durante la trilogía original de Nacidos de la Bruma.

0 comentarios:

Dí lo que piensas...