sábado, 1 de marzo de 2014

Teorías y conspiraciones locas #02: Azor Ahai y la forja de Dueña de Luz

Advertencia: En este articulo hay spoilers de todos los libros de la saga de Canción de Hielo y Fuego. Si no has leído la saga y sigues la serie lee el articulo bajo tu responsabilidad, avisado estás.

He aquí otra teoría loca, en esta ocasión hablaremos de Azor Ahai y la espada “Dueña de Luz”. Bien, antes de meternos en el meollo recordemos un poco de la leyenda de Azor Ahai


Choque de Reyes 

-Está escrito en los antiguos libros de Asshai que llegara un día, tras un largo verano, en el que las estrellas sangrarán y el aliento gélido de la oscuridad descenderá sobre el mundo. En esa hora espantosa, un guerrero sacara del fuego una espada llameante. Y esa espada será Dueña de Luz, la Espada Roja de los Héroes, y el que la esgrima será Azor Ahai renacido, y la oscuridad huirá a su paso. -Alzó la voz para que sus palabras llegaran a todos los congregados. - ¡Azor Ahai, amado de R’hllor! ¡El Guerrero de la Luz, el hijo del fuego! ¡Adelántate; tu espada te aguarda! ¡Adelántate y tómala en tu mano!

Tormenta de Espadas

“También está escrito en la profecía. Cuando la estrella roja sangre y reine la oscuridad, Azor Ahai volverá a nacer entre el humo y la sal para despertar a los dragones de la piedra. La estrella sangrante llegó y se marchó…”
Bien llegados a este punto creo que está claro que “El Príncipe Prometido” es Daenerys y ya en Festín de Cuervos el maestre Aemon se da cuenta de ello, al oír hablar de Daenerys y sus dragones a Xhondo:
-A nadie se le ocurrió buscar a una chica-dijo-. Se nos prometió un príncipe, no una princesa. En cambio, Rhaegar… El humo era por el fuego que consumió Refugio Estival el día en que nació; la sal, por las lágrimas derramadas por los muertos. Cuando concibieron a Aegon, un cometa pasó sobre Desembarco del Rey, y Rhaegar estaba seguro de que la estrella sangrante tenía que ser un cometa. ¡Qué estúpidos fuimos, nosotros que nos creíamos tan sabios! El error partió de la traducción. Los dragones no son machos ni hembras; son lo uno y lo otro, tan mutables como las llamas. El idioma nos tuvo sobre una pista falsa durante un milenio. Daenerys es la enviada, nacida entre la sal y el humo. Los dragones lo demuestran-
[…]
- El dragón debe tener tres cabezas- sollozó- , pero soy demasiado viejo y frágil para ser una. Yo debería estar con ella para mostrarle el camino, pero el cuerpo me ha traicionado.-

Llegados a este punto la cosa está bastante clara, y si contamos con el sueño profético que tuvo la propia Daenerys en Tormenta de Espadas aún cobrará más sentido:
Aquella noche soñó que cabalgaba hacia el Tridente. Pero no montaba a lomos de un caballo, sino de un dragón. Vio el ejército rebelde del Usurpador al otro lado del río. Sus armaduras eran de hielo, pero ella los bañó en fuego de dragón, de manera que se derritieron como el rocío y convirtieron el Tridente en un cauce torrencial.
Si necesitáis más pistas recordad que al final de “Juego de Tronos” Khal Drogo fue quemado justo cuando apareció la “estrella sangrante” y esa misma noche los huevos de dragón petrificados eclosionaron. 

Dicho esto, vuelvo a la leyenda de la forja de la espada Dueña de Luz. En alguna ocasión he llegado a pensar que esta espada podría tratarse de las espadas de acero valyrio. Sin embargo se ha estado gestando otro tipo de teoría en mi mente cuando releí este párrafo correspondiente a Festín de Cuervos:
-Las meras espadas no pueden poner coto a esta oscuridad. Sólo es posible con la luz del Señor. No os engañéis, buenos caballeros y valientes hermanos, la guerra en la que estamos inmersos no es una disputa banal sobre tierras y honores. La nuestra es una guerra por la vida, y si cayéramos derrotados, el mundo moriría con nosotros.

Pero todos, sin excepción, se sorprendieron al oír al maestre Aemon.

-Habláis de la Guerra por el Amanecer, mi señora- murmuró el anciano-. Pero ¿dónde está el príncipe prometido?
Ya encontramos un “error de traducción” en la profecía, pues supuestamente esperábamos a un príncipe y no a una princesa. ¿Sería posible que la llamada espada Dueña de Luz en realidad fuera una especie de metáfora que hace alusión a los dragones? Podría ser descabellado, lo sé. Pero tras releer el último capítulo de Daenerys en Juego de Tronos no me suena tan loco:
Ella misma trepó al a pira para colocar los huevos en torno a su sol y estrellas. El negro, junto al corazón, bajo el brazo. El verde, junto a la cabeza, rodeado por su trenza. El de color crema y oro, abajo, entre las piernas. Dany lo besó por última vez, y sintió el dulzor del aceite en los labios.”

[…]

Cuando el fuego se extinguió por fin, y el suelo estuvo suficientemente frio para poder pisarlo, Ser Jorah Mormont la encontró entre las cenizas, rodeada de troncos negros y ascuas, y de los huesos quemados de hombre, mujer y corcel. Estaba desnuda, cubierta de hollín; sus ropas se habían reducido a cenizas; no le quedaba ni una hebra de la hermosa cabellera… pero estaba ilesa.

El dragón color crema y oro mamaba de su pecho izquierdo, y el verde y bronce, del derecho. Los sostenía ambos en los brazos, como si los acunara. El negro y escarlata estaba enroscado en torno a sus hombros, con el cuello largo y sinuoso bajo su barbilla. Al ver a Jorah, alzó la cabeza y clavó en él unos ojos rojos como carbones.
Y ahora rescato de Choque de Reyes la leyenda de la forja de Dueña de Luz:
-La espada no era Dueña de Luz, amigo mío. 
-¿La espada?- Aquel repentino viraje en la conversación inquietó a Davos 
-La que salió del fuego, sí. La gente siempre me cuenta cosas; debe ser por mi sonrisa encantadora. ¿De qué le va a servir a Stannis una espada quemada? 
-Una espada ardiente- Lo corrigió Davos. 
-Quemada- insistió Salladhor Saan-, y ya podéis dar gracias, amigo mio. ¿Conocéis la leyenda de la forja de Dueña de Luz? Os la contaré. Hubo un tiempo en que la oscuridad cubría el mundo con un manto pesado. Para enfrentarse a ella. El héroe necesitaba una espada de héroe, sí, una hoja como se había visto jamás. Así que durante treinta días y treinta noches, Azohr Ahai trabajó en el templo sin descanso, forjando una espada en los fuegos sagrados. Calentaba, martilleaba, plegaba, calentaba, martilleaba, plegaba… y así hasta que tuvo la espada. Pero, cuando la metió en agua para templar el acero, saltó en pedazos. 
>> Como era un héroe y todo eso, no podía encogerse de hombros y marcharse a comer unas uvas tan deliciosas como éstas, de modo que empezó de nuevo. La segunda vez tardó cincuenta días y cincuenta noches, y la espada parecía aún mejor que la primera. Azor Ahai capturó un león para templar la hoja clavándola en el corazón rojo de la fiera, pero una vez más, el acero se quebró. Grande fue su pesar y mayor aún su pena, porque comprendió lo que debía hacer. 
>>Cien días y cien noches trabajó en la tercera espada, y brillaba al rojo blanco en los fuegos sagrados cuando llamó a su esposa. “Nissa Nissa-gritó, porque tal era su nombre-, desnuda tu pecho y recuerda que te amo por encima de todo lo que hay en este mundo.” Ella obedeció, no sabría deciros por qué, y Azor Ahai le clavó en el corazón palpitante la espada al rojo. Se dice que el grito de aflicción y éxtasis de Nissa Nissa abrió una grieta en la cara de la luna, pero su alma, su fuerza y su valor pasaron al acero. Tal es la historia de la forja de Dueña de Luz, la Espada Roja de los Héroes.
Finalmente y contrastando estos párrafos nos encontramos con que Azor Ahai mató a su esposa Nissa Nissa para dotar de poder la espada que había forjado. En otras palabras, perdió lo que más quería, y por su mano. ¿Os suena? Daenerys pierde a Drogo por su error al confiar en Mirri Maz Duur. Y si tenemos en cuenta el último dialogo que mantienen estas dos: 
-No me oirás gritar- replicó la mujer, mientras el aceite le goteaba del pelo y le empapaba la ropa.

-Sí te oiré- dijo Dany-. Pero no me interesan tus gritos; sólo tu vida. Recuerdo qué me dijiste. Sólo la muerte puede pagar el precio de la vida.
Nos encontraríamos con que, sabiendo  como sabemos que Azor Ahai es Daenerys, Khal Drogo asumiría el papel de Nissa Nissa en la historia. Por lo tanto Daenerys a la muerte de Drogo estaría dotando de poder a su espada Dueña de Luz, es decir a Drogon, Rhaegal y Viserion. Por no mencionar, que en el sueño premonitorio de Daenerys va a lomos de un dragón y no se menciona nada de que lleve una espada llameante... sino que baña en fuego de dragón al ejército.

4 comentarios:

Setsuna

Cuadrar cuadra,podría ser, el abuelo nos lo dirá con el tiempo si no se muere antes de terminar de escribir el hideputa.

Javier Aboy Pascual

A mí no me parece una teoría tan loca... pero todo se verá con el tiempo.

Anónimo

No creo ni una pizca que ella sea Azhor Ashai. Hay que recordar que el Heróe era ademas de un guerrero un hacedor de espadas. Ella no tiene la mas mínima idea de lo que es hacer una.

María José Polo

Lee bien. Lo de la forja de espadas sería literal si tenemos en cuenta que las "espadas" llameantes son los dragones, de esa manera todo encajaría bien ya que Dany sería la "madre de dragones" y por lo tanto "forjadora de espadas" =D

Dí lo que piensas...