lunes, 11 de noviembre de 2013

Reseña: Falsos Dioses


Título: Falsos Dioses
Saga: La Herejía de Horus / Libro 2
Autor: Graham McNeill
Páginas: 320
Editorial: Timun Mas

Hace unos días, a través de un artículo de Fantasymundo, me enteré de que la editorial española Timun Mas rompe sus relaciones con Black Library. Como resultado, los libros de Warhammer y Warhammer 40.000 dejan de editarse en nuestro país por el momento. Sin duda, una mala noticia para aquellos lectores aficionados a los libros de ambas franquicias, y que deja en la estacada a los seguidores (entre los cuales me incluyo) de sagas como Los Fantasmas de Gaunt o La Herejía de Horus. Si habías comenzado a leer alguna de ellas, estás de mala suerte. Si aun no lo has hecho, tal vez deberías plantearte si merece la pena empezar alguna de las sagas inacabadas por el momento.

Centrándonos en la novela a reseñar, esta vez le toca el turno a Falsos Dioses, de Graham McNeill (escritor de la saga Ultramarines). El argumento comienza algún tiempo después del inicio del conflicto con el Interex, narrado en Horus, Señor de la Guerra, un pequeño imperio que abarca un puñado de planetas cohabitados por humanos y razas xenos.

Ahora, Horus debe afrontar un nuevo desafío, una puñalada envenenada en su orgullo. Uno de sus generales de confianza, a quien muchos años atrás dejó a cargo de mantener la paz en Davin, uno de los planetas sometidos bajo su mando se ha rebelado. Siguiendo el consejo de Erebus, capellán de la Legión de los Portadores de la Palabra, Horus decide desatar toda su furia sobre los traidores para limpiar la mancha en su honor. Pero ni Horus, ni nadie en la 63 Flota Expedicionaria es capaz de imaginar que se están convirtiendo en títeres, representando una función orquestada hace milenios por una ancestral e insidiosa amenaza oculta en la Disformidad. ¿De verdad es cierto que solo existe la voluntad del Emperador y de la humanidad? Cualquier cosa puede suceder cuando la lealtad del propio Horus sea puesta a prueba.

Si bien, tenía ciertas reservas antes de comenzar a leer esta novela, debido a que no estaba seguro como podría afectar al desarrollo de la misma que un autor diferente continuara con la misma trama y personajes iniciada por Dan Abnett (que en mi opinión es de lo mejor que hay dentro de los escritores de este mundillo), McNeill no solo consigue mantenerse al nivel, si no que desde mi punto de vista logra mejorarlo en ciertos aspectos, haciendo que te enganches al libro y no quieras parar de leer.             

domingo, 10 de noviembre de 2013

Reseña: El Jardín de Suldrun



Titulo: El Jardín de Suldrun
Saga: Trilogía de Lyonesse / Libro 1
Autor: Jack Vance
Páginas: 431
Editorial: Gigamesh

Tras el fallecimiento de Jack Vance, Gigamesh recupera la Trilogía de Lyonesse, con una estupenda segunda edición. La historia tiene como escenario las Islas de Elder, un archipielago que antaño fuera un solo reino que se vio dividido en otros tantos con el paso del tiempo. Este escenario se ve rodeado de un entorno real, pues no solo el autor nos da un contexto histórico factible sino también un escenario que bien podría haber sido real y que podría haber estado situado frente al Golfo de Vizcaya. Se trata de un libro muy cuidado, viene con su mapa de las islas con el que podemos saber en cada momento donde se encuentran los personajes. Así mismo incluye tres glosarios que nos desgranan por un lado a las criaturas mágicas que habitan el archipiélago, otro sobre los ska que asolan las islas, y uno final sobre sobre Irlanda y las Islas Elder. 

La trama comienza en Lyonnesse donde el ambicioso, frío y cruel rey Casmir, tiene por objetivo volver a unificar las Islas de Elder bajo un solo reino. En este entorno nace y crece Suldrun, pero la princesa dista mucho de ser la dama que su padre desea. Dada de lado por los monarcas la pequeña Suldrun crece sin apego a sus padres o a la corte. Así empieza esta novela en la que tenemos un amplio elenco de personajes que harán que nos sumerjamos en una historia en la que la que magia, conspiraciones, intrigas y política nos mantendrán pegados al papel.

La magia se mezcla en esta trilogía con la realidad de una ambientación de la Europa Medieval. Vance nos hace testigos de la magia y recrea dimensiones paralelas muy originales las cuales describe con una narración sencilla pero que resulta muy acertada ya que nos da una clara idea del paisaje. Además a lo largo del libro se hacen varias alusiones a los Mitos Artúricos, aunque el marco en el que se desarrolla la historia es anterior a ellos. Nos explica también el posible origen de la Tabla Redonda y de los Pendragón. 

Como comentaba tenemos un amplio elenco de personajes de los más variopinto y va de niños a príncipes, pasando por magos y diversas criaturas mágicas. En principio podemos encontrarnos con cambios bruscos de unos personajes a otros los cuales pueden parecer que no tienen relación entre sí y que, sin embargo, luego toma forma dejando una obra perfectamente entretejida. El autor nos perfila a los personajes de manera única, y consigue que el lector se haga muy rápidamente una idea del carácter del personaje. Bien es cierto que mientras que algunos nos deja entrever enseguida sus pretensiones, con otros nos muestra una evolución a lo largo del libro, mientras que otros resultan completamente misteriosos. 

Por otra parte a lo largo de la narración Vance consigue que nos encariñemos de los personajes y que nos veamos temiendo lo que les ocurrirá a continuación. La trama adquiere diversos matices, lo cual es una de las cosas que más me ha gustado, ya que a lo largo de la historia nos encontramos desde momentos de picaresca infantil hasta tensos momentos en los que los crímenes y la crueldad muestran el lado más amargo.

En resumidas cuentas es una obra altamente recomendable, no solo la trama te atrapará sino que las aventuras y desventuras de los personajes te mantendrán pegado a las páginas hasta el último momento. Con una perfecta sintonía entre realidad medieval y magia, la acción constante y la carga de emoción consigue que leas del tirón sin apenas esfuerzo dejando la puerta abierta a la continuación "La Perla Verde".