miércoles, 21 de agosto de 2013

Reseña: El Pozo de la Ascensión



Título: El Pozo de la Ascensión
Saga: Nacidos de la Bruma / Libro 2
Autor: Brandon Sanderson
Páginas:
Editorial: Ediciones B


SINOPSIS


Durante los últimos mil años, han caído las cenizas y nada florece. Durante mil años, los skaa han sido esclavizados y han vivido sumidos en un miedo inevitable. Durante mil años, el Lord Legislador ha reinado con un poder absoluto gracias al terror y a su divina invencibilidad por la poderosa magia de la «alomancia».

Pero vencer y matar al Lord Legislador fue la parte sencilla. El verdadero desafío lo constituirá sobrevivir a las consecuencias de su caída. Tomar el poder tal vez resultó fácil, pero ¿qué ocurre después?, ¿cómo se usa el poder? Una amena reflexión sobre estrategia política y religiosa en el marco de una aventura épica con luchas estilo kung fu gracias a los siempre misteriosos poderes de la alomancia...

La trilogía Nacidos de la Bruma [Mistborn] es una excepcional muestra de una nueva fantasía épica con magia, leyenda y todo tipo de misterios.

VALORACIÓN


Retomamos la trama un año después de lo acontecido en “El Imperio Final”. Tras la caída del Lord Legislador los grandes Lords del caído Imperio Final se han nombrado reyes. Reyes que ahora intentan tomar Luthadel que está en poder de Elend Venture y la banda de Kelsier, El Superviviente. El codiciado Atium es el premio gordo que todos los nuevos reyes esperan encontrar en Luthadel. Por si la situación política fuera poco nos encontramos con un culto religioso nacido en torno a la figura de Kelsier, que arrastrará también a Vin y Sazed que serán objeto de respeto y adoración de los seguidores de esta nueva fe.

La trama adquiere más color político, la cual se encontraba muy limitada debido al el férreo poder que antes ostentaba el Lord Legislador. Ahora encontramos diferentes facciones dentro de la sociedad de Luthadel formada por skaa, mercaderes y la antigua nobleza. El ritmo de la historia puede resultar un tanto lento al principio pero va adquiriendo mayor celeridad a medida que avanzamos manteniendo después un ritmo más constante y absorbente. La intriga entre los tres reyes se mantiene en auge hasta el final así como el trasfondo de segundas intenciones y planes de cada uno de ellos.

En cuanto a los personajes nos topamos con un Elend volcado en la política que por fin puede poner en práctica las teorías que había estudiado e intenta instaurar una sociedad de derechos e igualdad. Pero será presa de sus propios ideales y esto acabará pasándole factura. Elend tendrá que lidiar con su padre, Straff Venture rey de la Dominación Norte, y  con Lord Cett rey de la Dominación Central. Considero a Elend un poco falto de carisma y de acción pasiva, pero jugará un papel muy importante en esta entrega. Por otra parte Sazed también cobra protagonismo, pues hará un descubrimiento que podría cambiar todo lo que saben sobre el Lord Legislador y el Pozo de la Ascensión. Además su encuentro con la guardadora Tindwyl y sus investigaciones sobre el Pozo y el Héroe de las Eras serán, pese a que se extiende demasiado en la historia, muy importante. Tras el año transcurrido nos encontramos con una Vin que apenas ha cambiado, mantiendose en constante vigilia intentando proteger a su amado Elend, se centra sobre todo en sus dudas sobre la relación con este y el constante sonido que la llama a ir al Pozo de la Ascensión.

Encontramos nuevas fuerzas sobrenaturales. No solo se nos desvelan algunos aspectos correspondientes al poder que usan los Inquisidores, la siniestra hemalurgia, si no que encontramos un extraño poder en las brumas que va adquiriendo forma corpórea. Y el latir del Pozo se hace cada vez más fuerte. La trama referente al pozo se ve aletargada por investigaciones y conflictos políticos. La intricada trama política se atenúa un poco por las guardias nocturnas de Vin  y sus peleas con un misterioso nacido de la bruma llamado Zane.

Además harán aparición los terribles Koloss de los que apenas se sabe nada, salvo que arrasan con todo allá a donde van. Así mismo también, sabremos un poco más sobre los Kandra, aunque los datos se nos dan a cuenta gotas y no se profundiza demasiado en los aspectos que caracterizan a esta raza.


Resumiendo volvemos al ya familiar tira y empuja de la alomancia, con más peleas, más misterios y nuevas fuerzas todopoderosas. Los personajes siguen dudando, adquiriendo complejos de inferioridad. Hacia el final del libro encontramos un derroche de emoción y la acción un tanto precipitada. Pese a esas pequeñas asperezas es un libro digno de su predecesor y aglutina todo lo que el lector espera de una narración de este tipo.

0 comentarios:

Dí lo que piensas...