sábado, 15 de diciembre de 2012

Reseña: Las Puertas de la Casa de la Muerte



Título: Las Puertas de la Casa de la Muerte
Saga: Malaz: El Libro de los Caídos / Libro 2
Autor: Steven Erikson
Páginas: 634
Editorial: La Factoría de Ideas

SINOPSIS

Sha’ik la vidente y sus seguidores se preparan para el levantamiento profetizado largo tiempo atrás, «el Torbellino ». Esclavizada en las minas de otataral, Felisin, la más joven de la deshonrada Casa de Paran, sueña con la libertad, mientras que los Abrasapuentes proscritos Violín y Kalam conspiran para liberar al mundo de la emperatriz. Y, al tiempo que dos antiguos guerreros cargados con un secreto devastador penetran en esta tierra asolada, un comandante del Séptimo Ejército de Malaz lidera a sus agotadas tropas en una última y audaz carrera para salvar las vidas de treinta mil refugiados.

VALORACIÓN

Anteriormente había reseñando en este blog Los Jardines de la Luna, la obra de apertura de la grandiosa saga de Malaz: El Libro de los Caidos. Ahora es el turno de Las Puertas de la Casa de la Muerte, su continuación. Si en los Jardines la trama se enfocaba en la campaña expansionista por parte del Imperio de Malaz sobre las Ciudades Libres de Genabackis, ahora el escenario será el del sub-continente de Siete Ciudades, que tras años de gobierno malaziano, se encuentra al borde de la rebelión. El cambio tan brusco de continente conlleva la apertura de un montón de tramas nuevas y la introducción de nuevos personajes al extenso elenco de la saga.

Así pues, el lector deseoso de saber como continúa la historia de Paran Ganoes, Whiskeyjack, Ben el Rápido y el resto de los abrasapuentes, así como la de sus rivales Caladan Brood y el misterioso Anomander Rake puede llevarse un chasco, pues este arco argumental no tendrá continuidad nuevamente hasta Memorias del Hielo, tercer libro de la saga. No obstante, si es cierto que volveremos a ver caras conocidas desfilar a lo largo de las páginas del libro, como los abrasapuentes Kalam y Violín, así como el ladrón Azafrán y Apsalar, ya libre, en apariencia, del dominio del Rey de Sombra.

Por otro lado, las nuevas tramas argumentales brillan con luz propia, especialmente la de la Cadena de Perros, en la que a través del punto de vista del historiador Duiker asistiremos al desesperado intento del Puño Coltaine (en mi opinión, probablemente el personaje mas heroico hasta ahora en lo que llevo leído de la saga) y sus wickanos para evitar el genocidio en un desgarrador y visceral relato.

Las Puertas de la Casa de la Muerte es una novela intensa, pero al igual que su predecesora, es una obra compleja, repleta de detalles que aparentemente no tienen explicación (intencionadamente sospecho) o bien simplemente desconocemos, pues una vez mas Erikson nos suelta sin paracaídas en el vastísimo mundo de Malaz y el lector ha de familiarizarse poco a poco con sus reglas y su historia.

0 comentarios:

Dí lo que piensas...