domingo, 11 de julio de 2021

Razones para leer Geralt de Rivia.


Hay muchas razones para leer a Geralt de Rivia, la obra más reconocida del autor polaco Andrezj Sapkowski, pero, últimamente y por lo que veo en redes, leer la saga se hace como complemento para entender y saber más acerca de lo que se menciona en los videojuegos y quizá en parte en la serie de Netflix. Pero, mucho antes de lanzarse a lo audiovisual, Geralt de Rivia procede del papel, por eso, al margen de los videojuegos y series, quería dejaros 6 razones para leer la saga de "The Witcher"


1. Una obra completada.
Portada por Victor Manuel Leza
Deberíamos empezar por lo primordial en estos casos y es que es una saga de ocho volúmenes que ya está completa, con todos sus arcos cerrados y totalmente traducida al castellano. Bien es cierto que el autor nos incluyó una nueva historia, pues oficialmente la obra la componían siete volúmenes, el octavo tomo, "Estación de Tormentas" es totalmente independiente y puede leerse al margen de la historia, tiene coherencia por si misma y ya se mencionaban los hechos que en ella se relatan de pasada en la obra inicial.


2. Lectura rápida. 
No es una saga que tenga volúmenes muy largos o una extensión desmesurada o exceso de paginado, el más volumen más largo es el último que cierra toda la historia. Además los dos primeros tomos son bastante amenos ya que se trata de un conglomerado de las aventuras del Brujo, teniendo algunas de esas historias una estrecha relación con las trama propiamente dicha que empieza en el tercer volumen, "La Sangre de los Elfos"


3. Fantasía que abarca dilemas éticos y morales que nos invita a empatizar comparando la realidad y la ficción.
El enfoque de Andrezj Sapkowski sobre la fantasía épica no es lo cabría esperar. Sí, hay espadas, monstruos, reinos en guerra, tramas políticas... todo ello cargado de acción y violencia, pero donde el tono general pretende ser alegre, alegre en el sentido de que el cinismo y el negro humor del autor se ve claramente reflejado en los personajes, especialmente en Geralt. En términos generales nos topamos con un personaje muy gris, hay que tener en cuenta que Geralt vive en un mundo donde las gentes rechazan su mera existencia, lo cual hace que para tratarse un ser "inhumano" sea bastante más humano que muchos otros personajes. Con un carácter fuerte, rudo y cínico, tiende a ser borde por el mero hecho de hacer las cosas a su manera. Además, las situaciones en las que se ve envuelto por su profesión lo llevan a cavilar sobre la monstruosidad de la humanidad, pero también a encontrar conexiones inesperadas con algunos de esos monstruos, tocando a menudo temas profundos, o deliberando sobre temas éticos, morales o de prejuicios.


4. Critica y reflexiones sobre temas de actualidad.
Este punto quizá está directamente relacionado con el anterior pero es si que me gustaría matizar que pese a ser un libro con una ambientación claramente medieval y referencias al folclore y mitología eslavo, también toca muchos temas de actualidad haciendo una critica social a través de las interacciones entre personajes que invitan al lector a meditar sobre ellos.


Portada por Victor Manuel Leza
5. Interacción y relaciones entre personajes
El talento de Sapkowski para las relaciones entre personajes es quizá uno de los pilares fundamentales de su éxito. En la saga encontramos amistades duraderas e inverosímiles, o complicados vínculos entre individuos de diferentes razas y nacionalidades, e incluso especies que eventualmente engendran una poderosa lealtad y un sacrificio desgarrador. La relación entre Geralt y Yennefer también es de una gran consistencia, un romance entre iguales, que mezcla el amor que se tienen el uno al otro pero que al mismo tiempo no dejan de lado sus propias vidas. Sin embargo, sobre todo, son los lazos familiares los que hacen que esta saga sea tan brillantemente agridulce como es. Geralt, Yennefer y Ciri funcionan como una unidad familiar, sin fisuras, tan natural y profunda como cualquier vínculo de sangre, que al mismo tiempo generan lazos con otras personas que serán igualmente importantes para cada uno de ellos.


6. Escenas de lucha y entramado político.
Las escenas de lucha de Geralt y compañía están brillantemente descritas, pues la narración es bastante directa. Pasa lo mismo con las múltiples capas de intriga política, que se entremezcla muy bien con el resto de elementos y da cohesión al mundo, dotándolo de lógica en el suceso de los diversos acontecimientos.



domingo, 23 de mayo de 2021

Reseña: Lavinia



Decir que Ursula K. LeGuin es una de las autoras más aclamadas del género no es nada nuevo, conocida sobre todo por sus obras de ficción especulativa y, en especial, por las obras de literatura fantástica ambientadas en el mundo ficticio de Terramar, así como la serie de ciencia ficción de la federación Ekumen. Publicó su primera obra en 1959 y su carrera literaria duró casi sesenta años, con más de veinte novelas y más de cien relatos cortos, además de poesía, ensayo, crítica literaria, traducciones y libros para niños. Comenzó a escribir a tiempo completo a finales de los años 1950 y alcanzó un gran éxito comercial y de crítica con Un mago de Terramar y La Mano Izquierda de la Oscuridad, ambas premiadas con el Premio Hugo y Nébula a la mejor novela se convirtió en la primera mujer en conseguir ambos galardones, calificadas como sus obras maestras.​  La antropología cultural, el taoísmo, el anarquismo, el feminismo y los escritos de Carl Jung tuvieron una fuerte influencia en su obra.


Lavinia, publicada en 2008, fue ganadora del Premio Locus del mismo año, una novela corta (350 páginas) reeditada recientemente por Minotauro, para su biblioteca de autor de la colección Minotauro Esenciales, con una edición en tapa blanda, texturizada, y con solapas, donde se recupera la traducción de Manuel Mata del 2009 y que incluye un mapa elaborado por Jeffery C.Mathison. Una edición muy cuidada y de calidad para tratarse de tapa blanda. 

La historia mama directamente del autor clásico Virgilio, concretamente de su "inacabada" Eneida, en la cual Lavinia es la causa principal de la guerra. LeGuin toma prestado al personaje para darle voz, ya que en el poema Lavinia no dice nada, y así mostrarnos de primera mano la historia vista desde el punto de vista de la joven, hija del rey Latino y Amata. Para los que no conozcáis la obra de Virgilio es bueno que sepamos algunos datos antes de entrar en materia. La Eneida es una obra a modo de epopeya compuesta por doce libros, encargada por el Emperador Augusto con el fin de glorificar el Imperio atribuyéndole un origen mítico. El escrito narra el periplo al que se vio sometido el caudillo troyano Eneas tras la caída de la ciudad de Troya, presentando finalmente la fundación de Roma a la manera de los mitos griegos. Podemos decir así que estamos ante una novela histórica prerrománica con toques de mitología. 

Bajo estas premisas, LeGuin toma prestado al personaje de Lavinia quién, con una narración en primera persona, nos mostrará la otra cara de la moneda. Así mismo hará del autor y poeta Virgilio un personaje más de la novela el cual se le aparece a Lavinia en varias ocasiones de manera mística, mientras el poeta es presa de unas fiebres. En sus diálogos con la joven, el poeta lamenta no haber dado voz a Lavinia en la obra original, para ejercer finalmente como oráculo para contarle a Lavinia lo que le espera en el futuro. Así pues Le Guin vuelve a contar los últimos seis libros de la Eneida, y los eventos posteriores a la guerra mencionados solo en la epopeya como profecía: el matrimonio de Lavinia con Eneas, su hijo y su muerte. En cierto sentido, Lavinia es para la Eneida lo que la Eneida es para la Ilíada ya que toma un personaje parcial y extiende su historia hasta convertirla en una epopeya propia.

Podemos concluir con que Lavinia es una epopeya en la que el verdadero héroe no es el guerrero Eneas, sino la mujer por la que se libran las guerras. LeGuin da así la vuelta a los clásicos homéricos y entra en consonancia con gran parte del trabajo posterior de la autora, el cuál se centra en la vida de las mujeres y la dinámica de género en sociedades fantásticas. Así pues, el como LeGuin nos reescribe la historia de la Eneida, resulta muy verídico puesto que escoge darle carácter y voz a alguien a quien Virgilio no le prestó atención, pero sin perder el respeto por el autor y que, gracias a ello, LeGuin consigue ir más allá del poema en muchos aspectos pero sin perder la concordancia con la historia original. Todo ello narrado de una forma sencilla y elaborado con una estructura poco habitual, centrado en la visión de una vida sencilla cuando Roma aún no se había fundado y en las colinas de lo que algún día se convertiría en la ciudad más grande del mundo estaban pobladas de tribus con sus propias diferencias.

miércoles, 5 de mayo de 2021

Reseña: La Mejor Venganza (Historias del mundo de La Primera Ley)

 

Título: La Mejor Venganza
Saga: Historias del Mundo de La Primera Ley
Autor: Joe Abercrombie
Páginas: 900
EditorialAlianza Editorial / Lee Runas 

Joe Abercrombie nos trae una historia ambientada en el mundo de la Primera Ley, cronológicamente viene después de Antes de que los Cuelguen, concretamente dos años después. Sin embargo en esta ocasión cambiamos de localización para viajar a una tierra que durante la primera trilogía sólo se menciona. Y es que la primavera ha llegado a Styria y eso solo significa una cosa: guerra. Enseguida nos daremos cuenta de que estamos en una tierra en la que a la nobleza local le encanta la conspiración y guerrear entre sí y en el que la plebe, especialmente los campesinos, sufren y mueren cuando los ejércitos marchan a través de sus tierras. Comienza así un viaje que nos llevará a recorrer las magnificas ciudades de Styria.

Bajo estas premisas, el autor nos presenta a Monzcarro Murcatto o Monza, la afamada líder del grupo de mercenarios las Mil Espadas, apodada la Serpiente de Talins, conocida también como la Carnicera de Caprile. Tenemos así como protagonista a una mujer con un curriculum deslumbrante y de tal belleza que en primera instancia nos preguntaremos que puede darnos Abercrombie de un personaje que se encuentra en toda su gloria. No obstante Abrecrombie no decepciona, nos dará un comienzo muy potente en el que Monza, traicionada por su contratista Orso de Talins, quien matará a su hermano Benna, será dada por muerta y se encontrará despojada de todos sus logros y su antiguo estatus. Así pues, y desde el principio, Abercrombie sienta los precedentes partiendo de la premisa de que lo único que mantendrá a Monza viva será la sed de venganza. 

A diferencia de la trilogía original de La Primera Ley, no hay muchos giros ni cambios bruscos en la trama sino que en esta ocasión toda la historia esta contada de manera muy  directa y lineal. Así mismo la estructura de la narración está dividida en varias partes, una por cada ciudad de Styria, siete en total, al comienzo de cada parte Abercrombie nos da un breve vistazo al pasado de Monza, gracias a los cuales comprenderemos que las cosas no son tal y como nos la estaban contando en un primer momento.

En su sed de venganza Monza se verá obligada a atraer a su seno a un grupo de personas competentes es decir, de dudosa moral y con una gran  falta de escrúpulos, que le ayuden a llevar a cabo su ambiciosa venganza. Para ello Abercrombie apela a diferentes personajes de la trilogía original, de los cuales conoceremos un poco más y que mejora mucho el encuadre de esta historia dentro del mundo. Así pues recupera a personajes como el infame mercenario Nicomo Cosca, al norteño Caul Escalofríos o la practicante Vitari, al mismo tiempo que nos presenta a algunos otros nuevos pero no por ello menos peculiares como al exconvicto Amistoso o a los envenenadores Morveer y su siempre hambrienta ayudante Day. 

Entre los personajes veremos una gran disparidad, mientras que unos se hunden en las emociones y acciones más bajas otros conseguirán auparse fuera de sus miserias y así volver a brillar. Las adicciones y la ingesta de estupefacientes llevará a los personajes a deambular entre la debilidad y la abstracción de la realidad. Vemos así los dos extremos a los que puede llevarte la vida. Así mismo esas luces y sombras de los personajes nos dejaran algunas frases dignas de enmarcar, o incluso de una esquela, y es que el fuerte de este hombre, son sin duda alguna, los personajes, y aunque en algunos aspectos la interacción que hay entre ellos puede ser floja en algunos instantes, en otros es un auténtico deleite.   
 

No se puede evitar ver cierta influencia de Tarantino a lo largo de esta historia, encontrando ciertas similitudes o paralelismos con su afamada saga: Kill Bill. Tenemos a un personaje en la cúspide de su carrera como comandante, que traicionada por los suyos es brutalmente apaleada y dada por muerta, para resurgir presa de una una ira ciega contra sus antiguos camaradas. También se ven ciertos elementos sacados de El Conde de Montecristo, Abercrombie aborda los mismos problemas pero esta historia no llega a tener el mismo nivel que el clásico de Dumas.

La edición corre a cargo de Lee Runas y la traducción a cargo de Javier Martin quién ya ha traducido otras obras del autor. Una historia recogida en 927 páginas encuadernadas tapa dura que hace juego con su estuche de La Primera Ley, y a un precio muy asequible (14.50€). Una lástima que cuente con alguna que otra errata que imagino que se habrán corregido en ediciones posteriores.

En resumidas cuentas tenemos una historia brutal que se entiende por sí misma, y que, a su vez, recoge a personajes secundarios de La Primera Ley para darles protagonismo al mismo tiempo que nos trae otros nuevos que desarrolla al amparo de un personaje tan fiero, completo y decidido como es Monza, que se va alejando de vanaglorias para auparse una vez más dejando tras de sí un rastro de cadáveres. Una dosis del más puro y narcótico grimdark donde la historia tiene un comienzo excelente, pero pierde un poco de fuelle hacia la mitad para luego estallar en un rio de sangre, batallas, asedios y persecuciones desesperadas. 

domingo, 25 de abril de 2021

Reseña: La Casa de Cadenas (Malaz: El Libro de los Caídos IV)

 

Titulo: La Casa de Cadenas
Saga: Malaz: El Libro de los Caídos / Libro IV
Autor: Steven Erikson
Páginas: 937
Editorial: Ediciones B (Nova)


Después de haber intercalado algunas lecturas más ligeras de por medio, vuelvo a pegarme la zambullida en  Malaz: El Libro de los Caídos, en esta cuarta entrega La Casa de Cadenas, Nova vuelve a deleitarnos, e igual que sus predecesores, con formato de tapa dura con sobre cubierta y con el mapa de Darujistan en las guardas. No obstante en ese tomo ya vemos la aparición de algunos mapas más para complementar y entender mejor la disposición de las ubicaciones que se mencionan, Así pues tenemos los mapas del Centro del Imperio de Malaz, el del Noroeste de Genabackis y un último correspondiente al Oasis de Pan'Arak.


En esta entrega podemos dividir la lectura en dos grandes partes o arcos cronológicos. En la primera parte Erikson nos presentara a un nuevo personaje: el caudillo teblor Karsa Orlong quién probablemente no guste de primeras, sin embargo a lo largo del libro "seremos testigos" de un personaje muy bien llevado. Con este personaje Erikson se ha salido un poco de los términos a los que nos tiene acostumbrados y es que toda la primera parte del libro, las 240 primeras páginas, nos cuenta únicamente las andanzas del Toblakai. Esta distribución, cómo decía, influye en la cronología en la que se sitúa el libro, y es que nuevamente volvemos al punto inicial, es decir, Erikson vuelve a los acontecimientos de la toma de la ciudad de Pale (donde, recordemos, comienzan Los Jardines de la Luna) sin embargo la localización del continente cambia pues reiniciaremos la historia desde el punto de vista de Karsa con quien viajaremos en busca de hazañas que engrandezcan su nombre ante su tribu.

En la segunda parte del libro el autor vuelve al formato habitual de obra coral, pero además este volumen se encuentra estrechamente ligado a los acontecimientos de Las Puertas de la Casa de la Muerte aunque también mama de las consecuencias del final de Memorias de Hielo, pues la segunda parte comienza justo después de los sucedido en los dos tomos anteriores. De esta manera, y llegados a este punto, la trama se bifurca en varias ramas. Por una parte nos uniremos a la Consejera Tavore a quién la emperatriz ha encomendado sofocar la Rebelión de Siete Ciudades y por otra el Ejército del Apocalipsis de Sha'ik. El Ejército de reclutas de Tavore desandará el camino que hizo la Cadena de Perros de Coltaine, bajo la todavía presente forma del Puño Supremo, con el objetivo de llegar al corazón del desierto sagrado de Raraku para derrotar a Sha'ik. Mientras, en las filas del Ejército del Apocalipsis los caudillos están en conflicto unos con otros, cada uno de los cercanos a la nueva elegida de la Diosa del Torbellino conspira para llevar a buen término sus propios fines para los cuales el propio Raraku se está despertando. 


Cómo ya es habitual el elenco de personajes vuelve a crecer, si bien es cierto que retomamos a personajes ya conocidos: Felisin y Heboric, así como los Abrasapuentes Kalam y Violín, y también al daru Azafrán y a la asesina Apsalar, nos topamos también los líderes del Apocalipsis: L'oric, Leoman de los Mayales e historias que serán claves para la convergencia y explicación llegados al final como son tiste edur Trull Sengar y el t'lan imas Onrack. El punto socarrón y de humor negro lo componen el dueto de Perla y Lostara Yil. Al mismo tiempo vemos como los dioses van desplegando sus cartas. Con la entrada de La Casa de Cadenas a escena vemos como los demás dioses y ascendentes tienen también sus propios planes. Mención especial para Cotillion a quién en este libro vemos de un modo más humanizado y emocional de lo que habíamos visto hasta el momento. 


En conclusión: las tramas se componen de pequeñas historias detrás de las cuales acecha algo más colosal dentro del universo de Malaz, todas ellas irán convergiendo unas con otras para llevarnos hacia el despertar y resurgir de Raraku y también hacia el destino de la Diosa del Torbellino y su elegida. Ningún personaje sobra, ya que cada uno parece desempeñar un papel importante en el gran esquema de las cosas. En algunos momentos puede resultar pesado de leer puesto que nos relatan cosas que a priori pueden parecer inconexas, pero nada queda al azar, la causa y efecto se va viendo llegar a medida que avanzamos en las tramas. Estamos claramente ante una obra de transición, que prepara a los personajes, especialmente a Tavore y a Karsa para lo que vendrá a continuación. Erikson sigue despertando en quién lo lee todo tipo de emociones, desde tristeza hasta grandes momentos de júbilo, nos muestra, también, una lectura plagada de reflexiones y visiones de una, ya no fantasía, sino de realidad cargada de elementos creíbles y bien asentados. En parte es una visión hecha en retrospectiva, pues ya hemos pasado por muchos de los escenarios que se ven en este tomo, simplemente ahora lo vemos desde otro punto de vista y en otro momento, cercano, pero distinto cronológicamente.


domingo, 21 de febrero de 2021

Reseña: El Ritmo de la Guerra (El Archivo de las Tormentas IV)


Portada de la edición búlgara
por Yasen Stilov

Título: El Ritmo de la Guerra
Saga: El Archivo de las Tormentas 4/10
Autor: Brandon Sanderson
Páginas: 1408
Editorial: Ediciones B / Nova


Si podemos decir que 2020 tuvo algo bueno es sin duda la llegada del cuarto tomo de El Archivo de las Tormentas: El Ritmo de la Guerra sin duda era, uno de los libros más esperados por todos los fans de Brandon Sanderson. Pero el hecho de que la editorial Nova consiguiera publicar este volumen al mismo tiempo que su editora estadounidense, Tor Books, es muestra de lo alto que ha llegado esta saga y el mismo Sanderson. La primera tirada se agotó en apenas unos días desde el momento de salida y, actualmente, creo que ya van por la cuarta reimpresión. Una edición que sigue los pasos de sus predecesoras: editada en tapa dura con sobrecubierta, y la portada es la misma adoptada por la edición americana, que corre a cargo del artista Michael Whelan. Pero también se lanzó una tirada exclusiva para Librería Gigamesh la cual traía doble sobrecubierta, por un lado la de M.Whelan y por otra la de la edición búlgara a cargo de Yasen Stoilov. Así mismo también encontramos imágenes en las guardas de los heraldos, en esta ocasión para las guardas delanteras contamos con el arte de Magali Villeneuve y su versión de Pailah y Kelek,  para las traseras tenemos los pinceles de Karla Ortiz y su versión de Nalan y Chanarach. Por otra parte durante la historia también iremos encontrando los bocetos de Shallan entre los capítulos, como una ventana al mundo de los spren y el resto de criaturas que pueblan Roshar. 


Sanderson sigue con su formato de novela coral, retomaremos a personajes ya de sobra conocidos, como Kaladin Bendito por la Tormenta, y Shallan Davar, pero también ampliaremos el rango a personajes con los que el autor apenas nos había traído algunos capítulos e interludios. De esta manera veremos como gran parte la novela le corresponderán a Navani y Ventli, siendo claves, junto con Kaladin en la trama desarrollada en Urithiru. Por otra parte, el segundo arco argumental de la historia será el de Adolin y Shallan, quienes viajarán a Shadesmar en busca de la ayuda de los Honorspren. 

Kelek y Pailah por Magali Villeneuve

La ascensión a protagonistas tanto de Ventli como de Navani puede que defraude un poco a los lectores ávidos de acción, pues en este tomo la acción de batallas y luchas queda relegado a un segundo plano. Con Navani a la cabeza, y a pesar de los peligros en a los que se expone, exploraremos el avance de la ciencia en el sistema mágico de Roshar. Sanderson vuelve con ella a deleitarnos con su desarrollo de los personajes femeninos, una reina, en apariencia perfecta, que no ha sufrido desdicha... El autor dará una vuelta de tuerca a esa apariencia superflua de Navani, exploraremos su consciencia, sus recuerdos, su amplio conocimiento del mundo de la política, y también sus amplios conocimientos de investigación y la erudición. La veremos librar sus propias batallas de inteligencia y perspicacia con la esperanza de encontrar algo que sirva a la humanidad para salir airosa de la situación actual en la que se encuentran.


Por otra parte con Ventli veremos la otra cara de la moneda. La decadencia y el exilio de la sociedad cantora se nos mostrará a través de sus flasback, además de la investigación de las formas de poder del pueblo parshendi y sus primeras interacciones con humanos después de miles de años de pérdida de conocimiento. 


Adolin tendrá un desarrollo más profundo como personaje en esta entrega. Un hombre que ha ostentado el poder, dirigido ejércitos en la batalla y que ahora se ve eclipsado por los poderes de los Caballeros Radiantes, cambiado por completo su concepto de las guerras y de su vida. Lo veremos lidiar con su afán de ser útil para su padre, en una faceta que tendrá que desarrollar poco a poco como es la de diplomático. Así pues Adolin tendrá que abandonar la faceta de soldado para desarrollar otra totalmente diferente. 


La montaña rusa en la que nos subiremos con Taravangian al cual no sabremos situar en ningún momento de la trama, pues la sucesión de días en él es algo con lo que tendremos que lidiar en los interludios. Sus días de brillantez y de estupidez, de frialdad o de emotividad... nos da un personaje redondo y muy complejo, con un baile de lealtades que no sabemos como terminará. Su propia autocompasión o desprecio más absoluto hacia sí mismo en sus días más estúpidos, o su desdén hacia todos los demás en sus días mas brillantes podríamos considerarlo un claro reflejo de las dos caras que pueden  tener los efectos de la edad. 

Nalan y Chanarach por Karla Ortiz

Pero no puedo dejar esa reseña sin mencionar a Jasnah y Dalinar, quienes tendrán también su parte en esta entrega, aunque en este tomo es menor, veremos como comienzan a aflorar aspectos de ambos. Jasnah intentando entrar en un mundo de hombres, y Dalinar metiéndose en el mundo dominado por mujeres. Resulta estimulante ver la evolución de ambos en este aspecto, que nos dará algunos diálogos y ponencias deliciosas sobre el papel de hombres y mujeres en la sociedad Vorin, la cual se desvirtúa poco a poco, con Honor muerto y los Heraldos afectados de diversas dolencias mentales, desaparecidos o simplemente cansados de la eterna lucha. 


La psicología va a impregnar las páginas de oscuridad, pues la depresión y estrés postraumático se ven claramente reflejados en Kaladin y Shallan. La presión a la que se verá sometido Kaladin será sofocante, su depresión y la persecución  de esta será aprovechada por sus enemigos, así pues tenemos en el personaje de El Perseguidor un claro simbolismo de la misma. Por otra parte los traumas de Shallan y su desdoblamiento de personalidad seguirá tomando forma en esta trama: Shallan, Velo y Radiante deberán enfrentarse a dilemas que ensombrecerán y dificultarán su viaje por Shadesmar. 


Resumiendo un poco: he necesitado dejar reposar la lectura antes de poder sentarme a escribir esta reseña, ya han pasado dos meses desde entonces y ahora mirando en retrospectiva hay que decir que he hecho bien en dejar pasar ese lapso de tiempo para repasar y analizar con más calma lo que simboliza este libro. El Ritmo de la Guerra tiene un profundo corte psicológico y mental, una forma de reflexión y en parte es un tomo en tono de transición pero culmina con eventos que seran claves para el futuro del Cosmere. Al mismo tiempo da valor a la investigación y pone de manifiesto su importancia para la resolución de problemas y conflictos, pero eso ha supuesto restar ritmo a la trama, y nos da como resultado un exceso de paginado, pues en algunos casos las explicaciones en torno a la luz tormentosa se vuelven un tanto redundantes. No obstante Sanderson hace un gran trabajo, pues responde a preguntas y al mismo tiempo nos plantea otras nuevas, todo sin abandonar la lógica del sistema mágico e incluso encadenándolo con el resto de investiduras del Cosmere, así como su entramado entre los diversos mundos que forman este universo. Todo ello, junto con algunos hilos de la trama sin resolver, hacen que siga manteniendo altas expectativas para el próximo libro.



domingo, 31 de enero de 2021

Reseña: Memorias de Hielo (Malaz: El Libro de los Caídos III)

 
Titulo: Memorias del Hielo
Saga: Malaz: El Libro de los Caídos / Libro III
Autor: Steven Erikson
Páginas: 1167
Editorial: Ediciones B (Nova)


Retomamos esta titánica saga, y tras leer la segunda  entrega, Las Puertas de la Casa de la Muerte, me lanzo a seguir explorando el intrincado y colosal mundo de Malaz: El Libro de los Caídos. Ahora es el turno de la tercera entrega: Memorias de Hielo. Una edición en tapa dura con sobrecubierta, que viene con un mapa de Darujhistan en las guardas, cosa que me parece un desacierto, puesto que la acción se centra sobre todo en las ciudades de Capustan y Coral.


Ahora bien, entremos en materia, si en los Jardines la trama se enfoca en la campaña expansionista por parte del Imperio de Malaz sobre las Ciudades Libres de Genabackis, ahora retomamos el escenario para encontrarnos con que la hueste de Dujek Unbrazo ha sido declarada en rebeldía por la emperatriz. La historia continúa un poco más allá de donde se quedó en Los Jardines de la Luna y transcurre en paralelo a Las Puertas de la Casa de la Muerte, de hecho a lo largo del libro veremos como se reciben noticias a cuenta gotas de la rebelión de Siete Ciudades, y cómo afectan a la trama de los protagonistas. 


En cuanto a extensión, Memorias del Hielo es bastante más extensa que su predecesora, cuenta con unas trescientas páginas más, y es muy posiblemente el más extenso de toda la saga junto con La Tempestad del Segador (Libro VII)  y Polvo de Sueños (Libro IX). Además Erickson sigue manteniendo el estilo de obra coral, y en este volumen nos mostrará el punto de vista y presentará nuevos personajes. De esta manera tenemos que, al rededor de las cuatrocientas primeras páginas, nos está presentando un nuevo elenco de personajes mientras que también nos pone en situación de los que ya conocíamos.


Por una parte y como ya decíamos tenemos a Dujek Unbrazo y su ejército, declarados en rebeldía, que se ven obligados a hacer causa común con sus principales enemigos en el continente: la alianza de los Tiste Andii, encabezados por el afamado Anomander Rake,  y el caudillo Caladan Brood, para hacer frente al horror que se avecina desde las tierras del sur: el Dominio Painita una abominable marea sedienta de sangre guiada por una doctrina brutal. El grueso de este movimiento lo componen los Tenescrowri así como los Hijos de la Semilla de los Muertos, un ejercito de campesinos que en pos de su nueva fe se han abandonado al canibalismo y otras prácticas igual de aberrantes


Los Abrasapuentes tendrán mucho que decir en esta historia, y serán una de las tramas principales. Capitaneados ahora por Ganoes Paran, quién seguirá ganando peso a lo largo de la historia, veremos como se las ingeniarán para salir de las situaciones más complicadas. También seguiremos los pasos de Ben el Rápido, y caminaremos por sus múltiples sendas, las cuales y como preludio de un mal mayor de origen desconocido ha comenzado a envenenar las sendas de la magia.



Así pues los ejércitos del Dominio Painita avanzarán para tomar la ciudad de Capustan donde los Espadas Grises, un contingente de soldados de élite consagrados al dios Fener, serán los encargados de resistir la ciudad ante el inminente asedio. Es en esta trama donde encontraremos a uno de los nuevos personajes: el Yunque del Escudo Itkovian, un soldado de voluntad y temple inquebrantables a quién acompañaremos durante todo el libro. Además Capustán supondrá la piedra angular del libro, pues es en este punto donde las tramas comiencen a converger, veremos como la Alianza avanza en auxilio de la ciudad, así como el desarrollo del asedio oleada tras oleada, donde los Espadas Grises tendrán que demostrar de qué pasta están hechos. Erikson nos trasmite a lo largo toda la contienda una sensación sofocante cargada de caos, violencia desmedida y falta de humanismo que nos helará la sangre.


La trama quizá más pesada para mi ha sido la de La Mhybe, quién acosada por terribles sueños y los dolores de una muy prematura vejez, pasará todo el libro aquejándose de que no le llega el final. Zorraplateada, su hija, por su parte será la encargada de reunir a los T'lan Imass en un acontecimiento nunca visto en este tiempo.


Al mismo tiempo una de las tramas que más me ha llamado la atención y con la que más he disfrutado es con la protagonizada por Lady Envida y sus acompañantes, tres guerreros seguleh que nos dejarán con la boca abierta, no sólo por sus peculiares costumbres, si no también por su increíble forma de luchar. Mientras que en Lady Envidia encontraremos una mujer de carácter fuerte y temperamental, que viajará desde Alborada hacia el corazón del Dominio Painita. Un personaje que habla mucho sin revelar gran cosa, y que creo que irá ganando mucho peso en los libros siguientes.



Cabe destacar también a personajes como Rezongo, capitán de un grupo dedicado a la escolta de caravanas, y que será protagonista de una de las múltiples tramas de la historia. Así como los infames nigromantes Buchelain y Korbal Espita, dos malintencionados sujetos que en su breve andar por la novela serán los encargados de aportar un toque de humor negro.


A lo largo de la historia se nos desvelaran muchos más detalles del lore, aprenderemos sobre la historia del mundo y sus razas ancestrales, así como las relaciones entre ellas, arrojando algo de luz sobre este mundo tan complejo y lleno de detalles, por lo que continua siendo una lectura exigente para el lector. No obstante este tomo lo encontrado especialmente disfrutable, y con un final tan apoteósico que no dejará indiferente a nadie, si bien es cierto que hasta que no pasé de las cuatrocientas páginas no lo encontré mejor que su predecesor, merece con mucho la pena leer hasta este tercer volumen. El ritmo no se hace tedioso y las píldoras sobre el lore del mundo se entienden mejor que en Jardines de la Luna. Las tramas convergen en su mayoría hacia la mitad del libro para estallar del todo en la ciudad de Coral, corazón del Dominio Painita.


El tablero está dispuesto, mortales, dioses y fuerzas más antiguas y primigenias se disponen a jugar una partida cuyas reglas no están del todo claras. Si lo acontecido en Las Puertas de la Casa de la Muerte ya nos dejó el corazón roto,  llegados a este punto, sólo puedo decir que Erickson es un genio del dramatismo, capaz de infundirnos y desgarrarnos el corazón con los horrores de la guerra, pero también con la camaradería y la hermandad que hay dentro de los ejércitos de la Alianza. Y nos muestra la parte más psicópata y sociópata que puede alcanzar la mente humana, pero al mismo tiempo nos enseña que también pueden ser voluntad firme y capaz de grandes gestos.